Desenchufar dispositivo

Ahorro energético: ¿qué electrodomésticos hay que desconectar para reducir la factura de la luz?

El tema del ahorro energético está ahora en el centro de las preocupaciones de los hogares, ya sea para reducir la factura de la luz o por motivos ecológicos. Una de las acciones diarias más sencillas de adoptar para conseguir este ahorro energético es conocer los electrodomésticos que más energía consumen en la casa y desenchufarlos cuando no los estemos utilizando.

Además, el mercado de la electricidad es actualmente bastante tenso en Europa y particularmente en Francia, donde existen riesgos de apagón. El gobierno francés incluso ha creado la herramienta para monitoreo de la red eléctrica de ecovatios para evitar el riesgo de cortes de energía. ¡Sin embargo, un pequeño cálculo en la esquina de una mesa permite estimar que la producción de un reactor nuclear representa solo unos treinta vatios para todos los hogares en Francia! Y 30 W son solo unos pocos dispositivos en espera... ¡y para nada la mayor parte del tiempo!

Descubrámoslos juntos y veamos los sencillos gestos que te permiten hacer grandes ahorros, hasta unos cientos de euros al año... ¡y además reducir el riesgo de posibles futuros cortes de la red eléctrica!

¿Por qué desenchufar los electrodomésticos?

Mucha gente lo desconoce, pero cuando dejamos nuestros electrodomésticos en stand-by, siguen consumiendo electricidad. Este consumo, que se denomina “standby parásito”, representa aproximadamente el 11% del consumo eléctrico anual de un hogar. Esta energía se desperdicia pura y simplemente, pero representa, al final del año, una cantidad importante en nuestra factura de la luz.

Según los estudios de Eurostat realizados en 2021, el consumo medio de electricidad por persona en un hogar se puede estimar en unos 500-600 € al año, de los cuales 55-66 € se gastan en electrodomésticos en modo de espera. ¡Adquirir el buen hábito de desenchufar los dispositivos que no se utilizan permite a una familia numerosa ahorrar varios cientos de euros al año en su factura final!

Además, debe tenerse en cuenta que este estudio se realizó antes del aumento en los precios de la energía. Es cierto que se han puesto en marcha medidas de escudo tarifario y limitación de precios para las tarifas reguladas, pero un estudio de Selectra estima, no obstante, que entre 2020 y 2023, los hogares han experimentado un aumento en su factura de alrededor del 30 %. ¡Así que también podrías adoptar los reflejos correctos para limitar las roturas! Pero cómo saber si un dispositivo está usando mucha electricidad ¿Y cuál desenchufar primero? Hagamos un balance juntos.

Lea también:  Nuclear y filosofía

Consejos para saber si tu dispositivo consume mucha electricidad

En realidad, es muy fácil saber si su electrodoméstico está consumiendo mucha electricidad. Todo lo que tienes que hacer es mirar la etiqueta energética presente en todos los dispositivos. Establecido en 1992, es una obligación legal. Si ya no tiene esta etiqueta, puede encontrar fácilmente la información en Internet. En cualquier caso, recuerda que cuanto mayor sea la potencia en vatios o kilovatios (kW/h), mayor será tu consumo.

Pero tener estos datos sin procesar sigue sin estar claro para muchas personas. Por tanto, puede ser interesante, para tomar conciencia del estado de la situación, tener una visión comparativa del consumo por dispositivo. Aquí hay dos ejemplos reveladores:

  • una caja encendida permanentemente consume tanto como una lavadora usada 200 veces al año,
  • mientras que una videoconsola encendida durante 3 horas al día (o en espera las 30 horas del día) consume tanto como un horno eléctrico utilizado tres veces por semana para alimentarse.

Cuando te das cuenta de este nivel de consumo, ¡comprendes bastante claro la utilidad de desconectar tus dispositivos cuando no los necesitas!

Para ayudarlo a rastrear este consumo de manera aún más precisa, hay muchas maneras, en particular mediante la adopción de dispositivos conectados o la instalación de aplicaciones dedicadas. Así, es posible estimar o medir con precisión el consumo de cada dispositivo, programar el modo de espera automático o incluso controlar a distancia el encendido o apagado de sus equipos eléctricos si están conectados a Internet.

Lea también:  Energía nuclear: un reactor es 1700 grandes aerogeneradores de 2MW

Pero entonces, ¿cuáles son los dispositivos a desconectar primero?

La forma más fácil de ver claramente es tomar la pregunta pieza por pieza. Hay tres espacios habitables principales que consumen energía: la cocina, la sala de estar y el baño.

La cocina

Si nos fijamos en el lado de la cocina, no faltan los electrodomésticos: el horno, la vitrocerámica, la campana, el frigorífico o incluso el lavavajillas son todos electrodomésticos que consumen energía pero que son difíciles o incluso imposibles de desconectar porque están empotrados. Concéntrate por tanto principalmente en lo accesible y en pequeños electrodomésticos como la tostadora, la cafetera, la tetera o el microondas. Sin embargo, su margen de maniobra en este lado es limitado.

El salón y la multimedia

Del lado de la sala de estar, casi todos los electrodomésticos se pueden desenchufar cuando no se usan. Por lo general, los hogares tienen una conexión central con la televisión, la caja de Internet y la consola de juegos en el mismo lugar, así que simplemente instale una regleta con un botón de encendido/apagado para desenchufar todo con un simple clic tan pronto como se vaya a la cama o salga de su casa. ¡hogar!

En general, los dispositivos multimedia como computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes también consumen mucha energía. Para ahorrar energía, se recomienda que desconecte estos dispositivos cuando no los esté usando. Además, es recomendable poner el brillo de la pantalla al mínimo para reducir el consumo de energía y poder cargarlos por la noche.

El cuarto de baño

Por último, el baño también es un lugar que consume mucha energía, pero lamentablemente se olvida con demasiada frecuencia. La lavadora y la secadora son aparatos especialmente intensivos en energía, ya sea en reposo o en funcionamiento. Por tanto, es recomendable utilizar la lavadora en horas de poca actividad y no sobrecargarlas y simplemente abandonar la secadora y optar por el secado natural al aire libre. Nuevamente, desenchufar los electrodomésticos cuando terminen puede ahorrar mucho dinero.

Lea también:  Calcule la potencia hidráulica potencial de una cascada.

Otros electrodomésticos presentes en el baño también consumen mucha energía, como el secador de pelo (principalmente los modelos antiguos, es posible optar por modelos más recientes que consumen hasta tres veces menos) y obviamente el calentador -agua. Para esto último, es recomendable optar por un modelo reciente, de bajo consumo energético y programarlo a una temperatura adecuada (alrededor de 55 grados), que ofrezca comodidad sin consumir en exceso.

En conclusión

Al adoptar comportamientos eco-responsables en términos de energía, podemos hacer el bien a nuestras facturas y al planeta. No es complicado y solo requiere un poco de organización y acciones diarias sencillas, como desconectar el cargador del teléfono por la mañana o apagar la caja antes de acostarse. Es a través de la sobriedad colectiva en el día a día y de la lucha contra el despilfarro que podemos encontrar una de las principales fuentes de ahorro energético, sin que ello repercuta en nuestra forma de vida. Para cualquier consulta, no dude en visitar el forum ahorro de electricidad

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *