Biodiversidad en peligro

Palabras clave: cumbre, conferencia, biodiversidad, especies, animales, extinción, influencia, hombre, causa, modificaciones, contaminación, ecosistema.

Revista de prensa de 4 artículos sobre la cumbre de la UNESCO de enero de 2005 sobre biodiversidad.

1) Alerta a la biodiversidad amenazada, El mundo

Por Hervé Kempf

Por iniciativa de Jacques Chirac, una conferencia internacional reúne en París, a partir del 24 de enero, líderes políticos y expertos científicos.
Brachyta borni es un capricornio muy pacífico del orden Coleoptera, que presenta una singularidad: probablemente solo existe en uno o dos lugares, ubicados en los Alpes franceses, no lejos de la frontera italiana. Este insecto es una especie endémica, es decir que solo se encuentra en estos lugares, en este caso cerca de Vars, en los Altos Alpes.
Pero Brachyta borni corre el riesgo de morir rápidamente: un cantero recibió el 6 de diciembre de 2004 la autorización de la prefectura para explotar el glaciar de roca donde se aloja la especie, en el col de Vars. Según entomólogos locales, la destrucción de este glaciar probablemente conducirá a la extinción de la especie. En el silencio generalizado, y sin que nadie pueda medir las consecuencias de esta pérdida de biodiversidad. Como cientos de especies de insectos, plantas, moluscos, en todo el mundo.
Como la República no es ajena a las contradicciones, está organizando, del lunes 24 de enero al viernes 28, una conferencia internacional sobre el tema "Biodiversidad. Ciencia y gobernanza ”. Parte de una propuesta de Jacques Chirac al G8 en Evian en 2003, esta conferencia se destaca sin duda alguna entre todo tipo de reuniones que ocupan expertos y diplomáticos de todo el mundo. Porque pretende popularizar un tema que es, junto al cambio climático, el más grave de la crisis ecológica planetaria - el empobrecimiento de la biosfera - y porque cuestiona explícitamente los medios para transformar el conocimiento. la ciencia en la acción política eficaz.
El evento, organizado por Francia, reúne a líderes políticos de alto nivel (Jacques Chirac, que inaugurará el mitin; pero también al presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo; al primer ministro de Malasia, Abdullah Badawi; al presidente de Madagascar, Marc Ravalomanana), empresas (Sanofi, Novartis, Federación Mundial de Farmacia, Total), cientos de científicos, incluido el “gratin” de especialistas en biodiversidad: Edward Wilson, David Tilman, Michel Loreau, Harold Mooney, etc. .
“La originalidad de la Conferencia”, dice Jacques Weber, director del Instituto Francés de Biodiversidad, “es reunir a personas que normalmente no se encuentran. “Se trata de hacer balance de lo que sabemos, dice Michel Loreau, presidente del comité científico de la Conferencia, y de entablar un diálogo con los políticos. Los científicos tienen la impresión de que nada avanza, ya que la crisis de la biodiversidad alcanza proporciones históricas. "
Primer problema: ¿cómo calificar con precisión la crisis de la biodiversidad, darle una expresión simple, tan comprensible para el público en general como se ha vuelto el cambio climático?
Si registramos la destrucción o degradación de los ecosistemas locales (humedales, bosques tropicales, pastizales, etc.) así como la desaparición de especies a un ritmo nunca visto en la historia del planeta, los científicos aún se preguntan. muchas preguntas: ¿cómo sintetizar esta crisis utilizando indicadores sencillos? ¿Cómo medir estas desapariciones para los órdenes más abundantes pero menos conocidos (invertebrados)? ¿Cómo evaluar las consecuencias concretas de la degradación de los ecosistemas?
Estas dificultades explican por qué los científicos aún no han elaborado una simple representación de la crisis de la biodiversidad, y tanto menos cuanto que, a diferencia del cambio climático, que es un fenómeno global, se está produciendo la crisis general de la biodiversidad. traducido por una multitud de eventos locales.
Además, la comunidad de investigadores en cuestión está fragmentada. Queda por ver que el tema de la biodiversidad la une con más fuerza que las rivalidades que la dividen. Ecologistas, taxonomistas, genetistas, sociólogos, biólogos fundamentales forman tantas capillas que a veces tienen dificultades para trabajar juntos.
Sin embargo, los científicos esperan que la Conferencia conduzca al lanzamiento de un mecanismo que podría ser comparable al IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático). Esto, que reúne a cientos de investigadores, produce un conocimiento profundo del problema climático, pero también un resumen fácilmente comprensible para los tomadores de decisiones. Asimismo, para la biodiversidad, "debemos ser capaces de decir claramente a gobiernos, empresas y particulares cuáles son las consecuencias de sus acciones", resumía un texto colectivo publicado en Science el 14 de enero.
Pero será necesario superar la renuencia de muchos a crear una nueva estructura junto con la evaluación de ecosistemas del Milenio (que evalúa los ecosistemas), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y, especialmente, el Convenio sobre la Biodiversidad, firmado en 1992.
Este Convenio está prácticamente empantanado, debido a la dificultad de acordar la distribución de los potenciales beneficios derivados de la explotación de la biodiversidad. Además, la ausencia de Estados Unidos, que no lo ha ratificado, lo debilita mucho. En 2002 en La Haya, los signatarios del Convenio establecieron el objetivo de “reducir significativamente la tasa de pérdida de biodiversidad en 2010”. El estancamiento de las discusiones pone en peligro la consecución de este objetivo. La reunión de la Convención de 2004 avanzó poco
Por tanto, los científicos están buscando una salida a este callejón sin salida y estimular las políticas mediante la elaboración de diagnósticos claros. “Probaremos cuidadosamente las hipótesis”, dice Laurence Tubiana (Instituto para el Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales), quien coordinará el taller de “Gobernanza de la Biodiversidad”. “Esperamos que todos estén de acuerdo en pensar y comenzar algo. "

Lea también:  Definición de economía, economía ecológica.

fuente: El mundo

2) Biodiversidad: Chirac llama al planeta para salvarlo, Liberación

Por Corinne Bensimon

Establecido en 1992 en Río, los objetivos de frenar el declive de la biodiversidad casi han sido desatendidos. Hoy se abre una nueva conferencia en la Unesco.
París: ˇ2.126.000 Homo sapiens, o 20.200 por kilómetro cuadrado, uno de los territorios europeos más colonizados por la humanidad ˇ esta semana será el faro de la lucha global contra la erosión de la biodiversidad. Hoy, la capital francesa acoge con gran pompa, en la sede de la Unesco, una conferencia internacional cuyo título tiene el mérito de la concisión: "Biodiversidad: ciencia y gobernanza". Su deseo oficial, llevado por Jacques Chirac, es asegurar que la ciencia se traduzca rápidamente en gobernanza. La “ciencia” estará representada por varios centenares de investigadores, y los mejores: ecologistas (1), epidemiólogos, economistas, farmacólogos, agrónomos, antropólogos… En cuanto a la “gobernanza”, estará encarnada por muchos representantes del Estado y del ONG, y primero por el presidente francés.

Diálogo. Fue él quien lanzó el proyecto de tal reunión, en junio de 2003, durante el G8 en Evian. Han pasado más de diez años desde la primera cumbre ambiental, celebrada en Río en 1992, y la adopción del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB). En 2002, la segunda Cumbre de la Tierra terminó en Johannesburgo con un compromiso aún más preciso: frenar, para 2010, el ritmo de disminución de la biodiversidad. Ralentizar, en cierto modo, el declive de la naturaleza ... El objetivo parecía modesto. Ha quedado prácticamente en letra muerta. ¿Qué falta para actuar? Conocimiento ? ¿Voluntad política? Chirac estimó que una importante conferencia científica en la que los investigadores trazarían "un estado de conocimiento, lagunas y controversias científicas" y que llevaran a "establecer un diálogo entre científicos, políticos y tomadores de decisiones económicas" podría acelerar el proceso.
De hecho, existen dos grandes incógnitas: el número de especies que viven actualmente (entre 5 y 100 millones, según estimaciones) y la capacidad de adaptación de aquellas que están amenazadas. Sabemos que algunos migran a sitios más hospitalarios, que otros desarrollan respuestas específicas sin siquiera moverse (los tritones adelantan su fecha de puesta bajo el efecto del calentamiento ...), pero no sabemos qué tan rápido se hacen estas adaptaciones. y cómo redistribuyen los equilibrios… Se estima que “en Francia, las especies tendrán que viajar 180 km al norte y 150 m de altitud para responder a un calentamiento medio de un grado” (2). Pero, ¿qué especies pueden ganar esta carrera y sobrevivir en estos nuevos hábitats?

Emergencia. Hay consenso en tres puntos, que son la base del sentimiento de urgencia de ecologistas y ecologistas: primero, la pérdida de diversidad biológica perjudica la salud humana. En segundo lugar, esta pérdida de diversidad sigue un ritmo desconocido desde los grandes períodos de extinción de los vivos, que se dejaron llevar tras la Segunda Guerra Mundial (Inglaterra y Francia han perdido alrededor del 15% de sus aves desde los años 80). En tercer lugar, este declive se debe, por primera vez en la historia de la vida, a la presión de una sola especie, el hombre, cuyo número se ha duplicado en el espacio de medio siglo, mientras que que su consumo de agua, madera, materia orgánica fósil, se multiplicó por seis ...
¿Qué hacer para frenar la caída del efectivo? Apoyar la investigación pública en ecología, un tema de actualidad en Francia, donde los investigadores lloran miseria. Inventar estrategias de acción, in situ. Evaluar las acciones en curso, como las que consisten en crear áreas protegidas. La "conservación" debe apuntar a mantener, en un sitio, un "potencial de evolución" de las especies, explica Jacques Weber, director del Instituto Francés de Biodiversidad, recordando que, contrariamente a la creencia popular, " un ecosistema nunca está en equilibrio, sino en un desequilibrio permanente que es la clave de su evolución ”. Otra idea, más heterodoxa, será debatida en la Unesco: los economistas proponen integrar la protección de la biodiversidad en la economía de mercado, considerando la naturaleza como fuente de bienes y servicios, cuyo valor aumenta según escasez. Naturaleza, ¿un nuevo mercado?

Lea también:  El material de la aspiradora

(1) Científicos expertos de ecosistemas.
(2) En Biodiversidad y cambios globales,
ed. ADPFE, Ministerio de Relaciones Exteriores.

fuente: Libération

3) Una pequeña lección de ecología: el punto de vista de un investigador, Le Figaro

Jean-Louis Martin, investigador del Centro de Ecología Funcional y Evolutiva (CNRS / Montpellier).

* El impacto del hombre sobre la biodiversidad es antiguo. Mientras que en África los humanos y la vida silvestre han evolucionado juntos, la expansión de los cazadores paleolíticos fuera de la cuna africana ha resultado en la extinción de muchos mamíferos grandes que han permanecido ingenuos con este depredador. Los marsupiales gigantes desaparecieron de Australia hace unos 50 años, los mamuts y el rinoceronte lanudo de Eurasia hace 000 años. Todo un mundo de colosos, incluidos elefantes, bisontes de cuerno grande y grandes felinos caninos, desapareció de América del Norte hace unos 10 años.
* El hombre también es vector de biodiversidad. Cuando se convirtió en agricultor en el Neolítico, abrió el bosque para sus cultivos o pastoreo, construyó, quemó. Poco a poco creó mosaicos de paisajes y hábitats artificiales. Luego permite que un mayor número de especies coexistan en una región. En el sur de Francia, aves como la curruca y el colibrí dependen de esta apertura del paisaje. Este también es el caso del bocage en el oeste del país.
* El hombre ha compartido este papel de constructor de ecosistemas con otras especies. El castor construye presas con materiales extraídos de su entorno y crea cuerpos de agua que albergan una fauna diversa. A medida que los corales se desarrollan, dan a luz a arquitecturas submarinas y una profusión de vida sin igual a escalas continentales. Como estas especies, los humanos han sido durante mucho tiempo lo que los ecologistas llaman un "ingeniero de ecosistemas".
* Con la revolución industrial, el hombre comienza a modificar la biosfera. La máquina reemplaza el músculo. El éxodo rural conlleva el abandono de tierras y el cierre de comunidades o la intensificación de la agricultura. La combustión de combustibles fósiles cambia el clima. Las especies vinculadas a la agricultura extensiva están en declive. Como aves como la avutarda o el guión de codornices, constituyen la mayoría de las especies en peligro de extinción en Francia. La población humana crece de mil millones a más de seis y utiliza una proporción cada vez mayor del pastel de energía que el sol distribuye a la Tierra cada año. La parte que se deja a otras especies se está reduciendo.
* Los cambios no se limitan a la pérdida de efectivo. Todos los vertebrados que se contaban en decenas de millones hace solo 150 años han visto cómo su número se derrite como la nieve al sol. La supervivencia de estas especies no está en juego, pero sí su función en los ecosistemas. Si bien se necesitaron más de 70 millones de bisontes para dar forma a la gran pradera estadounidense, su ausencia compromete el futuro de las parcelas salvadas por el arado. Asimismo, los millones de salmones que salieron y murieron cada año en nuestros ríos los fertilizaron con recursos del océano. También impulsaron la economía de las poblaciones vecinas. Hoy, los investigadores se preguntan sobre las consecuencias de su ausencia.
* La biodiversidad está en todas partesincluso en la ciudad. La paloma torcaz, el zorro o el corzo se convierten en habitantes de la ciudad o colonizan los suburbios y los cultivos. Nos recuerdan que la vida silvestre puede encontrar un lugar en ambientes altamente modificados por los humanos. Para otras especies, como el gorrión común, el ave silvestre más estrechamente vinculada a los humanos, los investigadores notan una regresión que plantea interrogantes sobre la calidad de nuestro entorno urbano. En todas partes, se trata de comprender qué permite que la vida cotidiana conserve o recupere un lugar, incluso en nuestras ciudades.

Lea también:  Artículo sobre economología en Referencias, revista económica.

fuente: Fígaro

4) Biodiversidad: una contracumbre de ONG para denunciar la hipocresía de París, Le Monde

Greenpeace y Friends of the Earth están organizando debates paralelos en la Cumbre de París. "Tememos que una vez más los discursos sigan a los discursos", explican las dos ONG, que quieren señalar con el dedo las responsabilidades de Francia en materia de biodiversidad. Al finalizar las conferencias, presentarán al gobierno un conjunto de "reflexiones y recomendaciones".

Las organizaciones ambientales están organizando una contracumbre al margen de la conferencia de París sobre biodioversidad para denunciar las "contradicciones" de Francia y pedirle que actúe.

Greenpeace y Amigos de la Tierra han decidido participar de manera paralela en esta alta misa deseada por Jacques Chirac para "tratar de convencer a los líderes políticos de la urgencia de actuar".

"Tememos que una vez más los discursos sigan a los discursos", explican las dos ONG en un comunicado conjunto.

La Bird Protection League (LPO) es igualmente crítica y desconfiada de la actitud de Francia hacia la protección de la biodiversidad en su territorio.

FRANCIA, PAÍS DEL “BUEN ÚLTIMO”

"Fijada por Bruselas hace una semana por su falta de voluntad para proteger la naturaleza, Francia debe aprovechar la oportunidad que se le ofrece (...) para adoptar una posición menos contradictoria", escribe su presidente, Allain Bougrain. -Dubourg, en un comunicado de prensa.

“Hoy hay una necesidad urgente de actuar. Nuestro país es, de hecho, el último lugar en Europa por la preservación de la biodiversidad ”, añade.

La LPO cree que el árbol del "plan oso" anunciado recientemente por la ministra de Medio Ambiente de los Pirineos "no debe esconder el bosque de decisiones inconsistentes sobre biodiversidad".

La Asociación para la Protección de los Animales Silvestres (Aspas) también denuncia la “política irresponsable y calamitosa” de Francia sobre el medio ambiente.

"Francia habla de biodiversidad mientras que se burla seriamente de la suya propia", dijo.

France Nature Environnement, por su parte, afirma que “la biodiversidad requiere una estrategia ambiciosa y urgente”, y subraya “la brecha entre declaraciones y realidades sobre el terreno”.

Greenpeace y Amigos de la Tierra no querrían que las responsabilidades de París, uno de los países con mayor biodiversidad en el Norte, se eludieran en la conferencia organizada para contribuir al trabajo del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) .

"Desde su firma en 1992, ha quedado claro que el Convenio sobre la Diversidad Biológica no ha permitido frenar la erosión de la biodiversidad global", escriben las dos asociaciones.

ENTRE "HERMOSOS DISCURSOS" Y "Saqueo" DE BOSQUES

Toman como ejemplo la degradación de los bosques tropicales.

“Cada seis horas desaparece un área de bosque equivalente a París, la ciudad sede de esta nueva cumbre, lo que lleva a la extinción de muchas especies vegetales y animales, a veces desconocidas”, dicen.

Ante la magnitud de la deforestación, los investigadores y las asociaciones hacen sonar regularmente las alarmas.

Para Greenpeace y Friends of the Earth, existen soluciones para ayudar a preservar los bosques tropicales, "pero falta la voluntad política para actuar".

“En cuanto se trata de salvar los bosques tropicales, nuestras políticas se vuelven esquizofrénicas: en Francia hacemos buenos discursos y en África animamos a las empresas francesas a saquear los bosques”, indignado Sylvain Angerand, responsable de la campaña. Bosques tropicales para Amigos de la Tierra.

Illanga Itoua, responsable de la campaña Bosques Africanos para Greenpeace Francia, subraya que "los Estados debilitados por la corrupción o que apenas salen de conflictos eligen principalmente el camino del beneficio a corto plazo y no redistribuido a la nación".

“En los bosques reinan la opacidad, la falta de gobernanza y la impunidad. Los pueblos y los bosques de la cuenca del Congo están sufriendo las consecuencias más dramáticas. Pero es toda la humanidad la que está preocupada por el saqueo de su patrimonio ”, continúa.

Enfrentar al gobierno francés con sus responsabilidades y presentarle "reflexiones y recomendaciones" en vísperas de la cumbre de Brazzaville sobre los bosques de la cuenca del Congo, los días 4 y 5 de febrero, en la que participarán Jacques Chirac, Les Amis de la Terre y Greenpeace. organizar una semana de debates paralelos.

Las organizaciones también han planificado acciones, como la puesta en escena interactiva, en la calle, de la prueba pública de tala, en el 1er distrito de París.

Con Reuters y Le Monde

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *