Contaminación nuevas tecnologías: TI, Internet, alta tecnología… 2

Continuación y fin del dossier sobre contaminación informática y nuevas tecnologías

Las empresas tienen un papel esencial aquí, con sus parques de equipos que consumen mucha energía, y cada esfuerzo cuenta, incluso en lo que respecta a TI. Ahora se acepta que la informática empresarial, desde los equipos de escritorio hasta los servidores, puede representar hasta el 25% de la energía consumida por una empresa. Al mismo tiempo, la economía china siente la necesidad de modernizarse y conectarse a Internet para ganar eficiencia y, por tanto, ser más competitiva a escala mundial. Estas dos tendencias convergen, existe la necesidad, tanto de las economías desarrolladas como de las que están en proceso de desarrollo, de adoptar tecnologías eco-responsables.

¿Qué campos se trabaja en China?

Nuestro principal esfuerzo comercial en China se relaciona con nuestros procesadores, que son cada vez más populares en el mercado. Este es el caso del sector de la ultramovilidad de TI, donde nuestros procesadores de alta eficiencia energética se utilizan cada vez con más frecuencia en nuevos proyectos de los fabricantes. Este es también el caso del mercado de PC eco responsable con nuestro procesador de carbono cero.
Recuerde que este procesador es el primero del mundo con una huella de carbono cero: todas las emisiones de CO2 generadas por el funcionamiento del procesador durante un período de tres años están sujetas a compensación de carbono a través de un amplio programa para la realización. proyectos de reforestación, energías alternativas y conservación de energía. Por último, no olvidemos los numerosos productos del tipo de estación de trabajo de cliente ligero, donde VIA tiene una cuota de mercado global del 50%.

¿Cuáles son las implicaciones para el consumo de energía?

Nuestro procesador de escritorio consume solo 20 vatios, mientras que los de la competencia alcanzan los 89 vatios. Pero esto no es suficiente ya que, a escala de la empresa, la disipación de calor provocada por todo el parque informático en el lugar requiere aire acondicionado adicional o dispositivos de refrigeración eficientes. Al utilizar ordenadores con buena eficiencia energética, obtenemos un ahorro energético indirecto, difícil de cuantificar, pero que en definitiva repercute en la factura global.

¿Podemos esperar que los dispositivos similares en el mundo?

Con la creciente conciencia de los problemas medioambientales en todo el mundo y el enorme papel que pueden desempeñar las empresas de TI en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, creemos que cada vez son más los productos ecológicamente responsables. Este tipo llegará al mercado, tanto en economías emergentes como desarrolladas.

Granjas "ocultas" de Google, grandes consumidores de energía

Google mantiene el misterio. Es difícil determinar con precisión la ubicación de sus "granjas", centros de servidores repartidos por todo el mundo. Los sitios franceses especializados en el motor de búsqueda, como Web Rank Info o Dico du Net, se esfuerzan por enumerarlos incluso si eso significa acreditarlos en ciertos casos con una mención "fuera de servicio desde ...". Pero a la marca le resulta cada vez más difícil ocultar sus nuevas construcciones, que son demasiado imponentes para no llamar la atención. La empresa tiene entre 45 y 60 granjas de servidores en todo el mundo.
Según Martin Reynolds, analista de Gartner Group citado por el New York Times, Google es el cuarto mayor fabricante de servidores del mundo después de Dell, Hewlett-Packard e IBM. La firma habría invertido 1,5 millones de dólares en 2006 para su desarrollo y, en particular, para sus centros operativos. Gran parte de esta inversión se destina a la construcción de un enorme centro de datos construido en un pueblo de 12 habitantes, The Dalles, a orillas del río Columbia en Oregon. Un complejo del tamaño de dos campos de fútbol imposible de ocultar a pesar de que la firma utilizó a un nominado, Design LLC, para iniciar las conversaciones a principios de 500.
Esta nueva granja, informa el New York Times, consta de dos edificios rectangulares, cada uno equipado con una planta de enfriamiento. El sitio, ubicado a unos 1000 km del Mountain View Googleplex, habría sido elegido por la presencia de fibra óptica y su proximidad a una presa hidroeléctrica que permitirá enfriar los servidores pero sobre todo reducir el costo de la electricidad.
Porque como informa Olivier Duffez, autor de Google Trucs de pros, “dada la cantidad de máquinas que funcionan las 24 horas del día, se acostumbra decir que para saber dónde se esconden los centros de datos de Google, solo hay que buscar el o la electricidad es la más barata ”. Según el New York Times, un centro de datos de este tamaño consumiría tanta electricidad como una ciudad estadounidense de 24 habitantes.
Sin embargo, la marca evita ser responsable de su consumo energético. The New York Times estimó, en 2006, que el número de servidores de Google era de 450. Si incluimos el consumo de los servidores de Google en el consumo global de servidores, estimado en 000 teravatios-hora por año, aumenta en 123%, dice el informe autorizado de Jonathan G. Koomey. Según nuestros cálculos, Google consumiría 1,7 teravatios hora al año, el equivalente a dos centrales nucleares. Preguntado por Le Monde.fr, Erik Teetzel, gerente de proyectos técnicos de Google, se negó a comentar sobre esta estimación que no incluye las necesidades de sistemas de refrigeración y aire acondicionado.
Para evitar la proliferación de servidores demasiado intensivos en energía, la firma tuvo que apostar por la eficiencia de cada uno de ellos. Google utiliza derivados de PC de bajo coste y bajo consumo (250 vatios) equipados con procesadores Sun especialmente diseñados para optimizar su consumo energético. Y para cortejar a la marca a su vez, los ingenieros de Intel, nuevos proveedores desde 2007 del motor de búsqueda, han sido "maniáticos hasta el punto de diseñar una placa base única para ellos, tarjetas de memoria únicas, trabajando en todos los aspectos". costo ”, explica Pat Gelsinger, codirector del Intel Digital Enterprise Group.
Recientemente, Google ha desarrollado otra forma de reducir sus costos astronómicos en términos de energía mientras mejora su imagen. En la primavera de 2007, se instalaron más de 9 paneles solares en los techos de los edificios Googleplex en Montain View. El objetivo del proyecto "Energía limpia" es producir 000 megavatios al día - o 1,6 teravatios hora al año - (el equivalente al consumo de 0,6 hogares californianos) y así reducir sus costes de producción en un 1% diario. necesidades de electricidad en el período pico.

Lea también:  Los bioplásticos en los supermercados franceses

Ordenadores contaminantes

La contaminación de una computadora comienza mucho antes de que termine en la basura. Según un informe publicado en 2003 por Eric Williams y Ruediger Kuehr, dos académicos que trabajan para las Naciones Unidas, producir una computadora de escritorio es utilizar el equivalente a casi dos toneladas de recursos naturales. Mientras que otros bienes de consumo, como un refrigerador o un automóvil, requieren solo una o dos veces su peso en combustibles fósiles y productos químicos, una computadora de 24 kilogramos afirma tener al menos diez veces su peso. Eso es 240 kg de combustible y 22 kg de productos químicos, sin contar 1,5 toneladas de agua limpia. La fabricación de chips de silicio, piezas que permiten la transformación de la información dentro de cada máquina, consume mucha energía. Se necesitan no menos de 1,6 kg de materia fósil, 72 gramos de productos químicos y 30 litros de agua pura para derretir cada uno.
Las computadoras albergan una serie de sustancias contaminantes, peligrosas para quienes las manipulan en el momento de su fabricación y para quienes posteriormente entren en contacto con desechos electrónicos, directa o indirectamente. Además del plomo y el mercurio, cuyos efectos nocivos son conocidos, existe una serie de compuestos con nombres impronunciables. Los retardantes de llama son uno de ellos. Estos contaminantes, utilizados para contrarrestar el riesgo de incendio, se encuentran dentro de los monitores. Si aún no se conocen todos sus efectos, un estudio del Centro de Expertos en Análisis Ambiental de Quebec sospecha que son responsables del hipertiroidismo y los trastornos del desarrollo del sistema nervioso.
Otro producto peligroso es el cadmio, que se utiliza como revestimiento protector para metales ferrosos. Cuando se libera en la naturaleza, es absorbido por la materia orgánica del suelo y por los organismos acuáticos (mejillones, ostras, camarones, langostinos, peces). Si es ingerido por humanos, puede causar gastroenteritis y cáncer.
También utilizado en la fabricación de computadoras, el cromo hexavalente, una sustancia cancerígena, es un compuesto cuyos componentes se rocían para evitar la corrosión. Presente en las aguas residuales, puede llegar al nivel freático y por repercusión terminar en el agua del grifo. Por último, los difenilos polibromados (PBB) y los éteres difenílicos polibromados (PBDE), utilizados en circuitos impresos para hacerlos no inflamables, tienen efectos sobre el hígado, la tiroides y las funciones estrogénicas.
Desde la publicación del informe de la ONU, la legislación ha cambiado. La directiva RoHS (Restricción de sustancias peligrosas) fue adoptada por la Unión Europea en 2005 y entró en vigor en Francia el 1 de julio de 2006. Prohíbe la venta de productos eléctricos y electrónicos que contengan los productos mencionados en el informe de Eric. Williams y Ruediger Kuehr. China, Japón y Corea del Sur, los principales productores de este tipo de equipos, han manifestado su intención de introducir disposiciones similares.

El costo ecológico del comercio electrónico.

Con 12 millones de euros en ventas de comercio electrónico en Francia en 2006, Internet está tomando la apariencia de un escaparate de grandes almacenes. La Fevad (Federación de empresas de venta a distancia) enumera ahora 22 sitios de ventas en plataformas seguras, frente a 000 en 5. En perpetuo crecimiento, la economía intangible está adquiriendo gradualmente acciones en el comercio. tradicional, en el ámbito de los productos culturales, el turismo, la confección y la informática. Según el instituto de investigación Forrester, se espera que el comercio electrónico alcance los 800 millones de euros en facturación en 2003 en el mercado europeo.
Sin ser absolutamente limpio, ¿no es este nuevo modo de consumo menos dañino que la economía tradicional? ¿No sustituye la red, por ejemplo, a los grandes hipermercados? En los Estados Unidos, los prosélitos de Internet evocan regularmente las 3 D: "desmovilización, desmaterialización y descarbonización".
La “desmovilización” ofrece la perspectiva de una reducción significativa de la energía consumida por el transporte. La “desmaterialización” sugiere una reducción de las áreas destinadas a la distribución masiva, así como una reducción de la cadena de distribución. En cuanto a la "descarbonización", es la consecuencia directa de los dos desarrollos anteriores: corresponde a una reducción de las emisiones de dióxido de carbono.
Los beneficios de la economía de la Red para el medio ambiente son por el momento objeto de pocos estudios. "El comercio electrónico fomenta la personalización masiva de las técnicas de producción y marketing a través de los modos" justo a tiempo "," justo lo suficiente "y" solo para ti ", que pueden reducir el consumo", dicen Daniel Sui y David. Rejeski, dos académicos estadounidenses en un estudio realizado en 2002. “El auge del comercio electrónico puede reducir la cantidad de centros comerciales y el espacio superfluo que ocupan. Esto puede llevar al desmantelamiento de centros comerciales en Estados Unidos. "
Un informe de la OCDE de 1999 estima que la expansión del comercio electrónico podría reducir la construcción de edificios comerciales en un 12,5%. Los académicos finlandeses, por su parte, han intentado cuantificar la posible ganancia ecológica del comercio electrónico. Según sus resultados, hacer sus recados en Internet, en lugar de viajar, podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Finlandia entre un 0,3% y un 1,3%.
Sin embargo, los investigadores estadounidenses MM. Sui y Rejeski advierten contra cualquier forma de idealización. “El potencial de Internet para el ahorro de energía es innegable, pero, sin embargo, es demasiado pronto para pintar un paisaje idílico del impacto ambiental de la economía digital emergente. Cualquier desarrollo positivo es potencialmente portador de un desarrollo negativo ”, concluyen.
Si bien hace que la oferta sea más flexible, el comercio electrónico también está creando nuevas necesidades. Los usuarios de Internet ahora consumen día y noche y gastan más. Internet también suprime fronteras, pero no distancias. En 2001, Scott Matthews y Chris Hendrickson, dos académicos de Pittsburg, compararon el costo ambiental de los libros estadounidenses más vendidos disponibles en Internet y en las tiendas tradicionales.
Si bien los costos de distribución del comercio electrónico son más bajos, la cantidad de emisiones de dióxido de carbono emitidas sigue siendo la misma que en los canales de venta tradicionales. El transporte aéreo inducido por el comercio electrónico contrarresta el transporte por carretera de distribución masiva. La contaminación sigue presente en las rutas de información.

Lea también:  La prevención de los residuos domésticos

Los dolorosos comienzos del reciclaje de residuos informáticos en Francia

La recogida de residuos electrónicos y eléctricos está aún lejos del objetivo declarado por el Estado francés: conseguir reciclar y recuperar 4 de los 14 kilogramos de estos residuos que cada francés descarta de media cada año. Durante los últimos seis meses, las autoridades locales y los fabricantes se han visto obligados a configurar la recogida selectiva de ordenadores, teléfonos móviles, refrigeradores, televisores, lavadoras, etc. Esto es lo que impone la directiva europea sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), transpuesta a la normativa francesa el 15 de noviembre de 2006, tardía en comparación con la mayoría de países vecinos.
Sylviane Troadec, directora de Valdelec, uno de los principales industriales en el reciclaje de RAEE en Francia, no oculta su impaciencia. "Estamos a menos del 30% del tonelaje previsto, o menos de 1,2 kg por habitante", advierte. Solo unas trescientas comunidades locales han firmado contratos para establecer la recolección selectiva, indica el Círculo Nacional de Reciclaje, que representa a estas comunidades. Son incluso menos numerosos para haber lanzado la colección.
Los funcionarios electos y las "organizaciones ecológicas" responsables de supervisar la recolección son responsables de estos retrasos. Sarah Martin, de la Agencia de Gestión de Energía y Medio Ambiente, posterga: “No deberíamos esperar milagros. La organización de los canales de cobranza es compleja. Este experto en RAEE destaca que las autoridades locales que ya han firmado contratos de recogida agrupan a 16 millones de franceses. Pero empezar es lento. El director de Valdelec señala: “Los ayuntamientos suelen ser cautelosos, temen tener que fortalecer la seguridad de los centros de recogida de residuos, por las numerosas bandas de ladrones de metales. »Pero Sylviane Troadec espera que, año tras año, el sector del reciclaje haya alcanzado su ritmo de crucero antes de finales de 2008.
Después de la recogida, el reciclaje. Moliendo o mediante selección manual, una docena de empresas especializadas son responsables de la limpieza de los tubos de rayos catódicos o recuperar los circuitos metálicos y cables. Ellos son financiados por los fabricantes de los RAEE y en última instancia por los propios consumidores, que pagan a partir de ahora un impuesto sobre cada equipo: dos euros para una computadora de escritorio y una pantalla inferior veinte pulgadas, treinta centavos para un ordenador portátil.
"La principal dificultad son los plásticos", dice Fabrice Mathieux, un académico de Grenoble especializado en reciclaje de ecodiseño. “Solo existen procesos de reciclaje industrial para tres tipos de plásticos de los treinta que se utilizan habitualmente en la fabricación de RAEE”, explica. El director de Valdelec confirma: “Los plásticos han sido desmantelados, pero su procesamiento aún está en pañales. El problema no es técnico sino económico: multiplicar los procesos industriales es caro y no necesariamente hay demanda para cada tipo de plástico reciclado.
De repente, queda una vaguedad en la parte finalmente reciclada de cada equipo electrónico o eléctrico, fijada en el 65% de su peso para una computadora por la directiva europea. “Los recicladores a menudo se ven obligados a elegir entre su rentabilidad y los imperativos de la directiva”, señala Fabrice Mathieux. El director de Valdelec explica con franqueza: “Todavía no estamos realmente en control, muy inteligentes que pueden decir si todos están respetando la tasa de reciclaje. "
La palabra "reciclaje" da la ilusión de que los materiales de un objeto pueden tener varios ciclos de vida. En el caso de las TI, todavía estamos lejos de la marca.

Actualización sobre legislación

El Convenio de Basilea, adoptado en 1989 y que entró en vigor en 1992, hizo balance del movimiento transfronterizo de desechos peligrosos y su eliminación. Creado originalmente para prevenir la transferencia de sustancias peligrosas y desechos de países ricos a países pobres, fue enmendado en 1995 (Enmienda de Prohibición de Basilea) para incluir a los países de la UE, la OCDE y Liechtenstein y prohibir las exportaciones a todos los demás países miembros. Estados Unidos aún no ha ratificado el Convenio de Basilea o la enmienda, y las exportaciones señaladas por la Prohibición a China, India, Pakistán, Nigeria, etc. sigue siendo una violación deliberada de esta convención internacional.
En Europa, el despertar fue tardío. Se promulgan directivas nacionales, europeas o incluso internacionales, con más o menos severidad en su aplicación. Sin embargo, la recogida y reciclaje de envases o residuos de vidrio se ha tenido en cuenta en Europa durante varias décadas. Para los residuos electrónicos, la primera directiva de reciclaje conocida como "WEEE" (para residuos de equipos eléctricos y electrónicos) se introdujo en 2002 y se votó en 2003. Entró en vigor a nivel europeo en agosto de 2005 y su transposición en Francia sólo data del 15 de noviembre de 2006. Los últimos participantes han tenido derecho a un aplazamiento para su implementación: Eslovenia obtuvo un período de un año, Lituania, Malta, Eslovaquia y Letonia dos años para alcanzar el umbral mínimo de 4 kg de RAEE recogidos y recuperados por año y por habitante que impone la directiva.
En el otro lado de la cadena, los fabricantes y distribuidores de electrodomésticos ahora tienen la obligación de establecer sistemas adecuados de recuperación, devolución y tratamiento. Para los comerciantes, también existe la obligación de recuperar el equipo reemplazado comprando un nuevo producto equivalente. Por último, para los particulares, ahora cada compra incluye un impuesto especial de reciclaje, calculado por el peso del objeto. Un céntimo de euro por un iPod, treinta céntimos por un portátil y dos euros por un ordenador de sobremesa con pantalla.
Estados Unidos todavía está experimentando: algunos estados como California y Washington están muy por delante, copiando la directiva de la UE, pero parecen ser casos aislados. En Asia, Japón se ha tomado el problema muy en serio desde 2001 y se mantiene por delante de Europa gracias a una ley sobre residuos domésticos que pronto se adaptó a los equipos informáticos.
Pero las directivas no lo son todo, también hay que crear canales de reciclaje, y sobre todo educar: han surgido etiquetas verdes para la preservación del medio ambiente para concienciar a los futuros clientes del “gesto de ahorro”. La etiqueta ecológica Energy Star, creada por la comunidad europea, es una garantía de que el dispositivo adquirido es energéticamente eficiente. A nivel mundial, la etiqueta TCO es un referente en términos de ahorro energético y respeto por el medio ambiente. Sin embargo, es Greenpeace con su "Guía para una alta tecnología responsable", una clasificación inflexible de los esfuerzos de los mayores fabricantes de la industria electrónica, la que atrae a los mejores.
El problema más grave radica sobre todo en la no aplicación por parte de los Estados de estas directivas: a pesar del convenio de Basilea, Europa, Estados Unidos y Japón continúan exportando ilegalmente residuos y productos tóxicos, en particular a Envíos del sudeste asiático.

Lea también:  Reparar en lugar de tirar, ¡un gesto esencial para la ecología!

La industria de la tecnología de la información en la era de la "actitud verde"

En los últimos meses, los fabricantes de ordenadores y servidores han adoptado la "actitud ecológica" y afirman que sus ordenadores son de "consumo ultrabajo" y "libres de carbono", y que sus servidores tienen "baja potencia". ).

HP y la VIA china se especializan en computadoras "verdes" para empresas y el público en general. Llevaron al mercado una línea de ordenadores de sobremesa y portátiles de “consumo ultrabajo” mediante el desarrollo del primer procesador del mundo con “huella de carbono cero” con un consumo máximo de energía de unos 20 vatios.

El gigante IBM ha estado rechazando su nueva familia de servidores desde marzo y enfatiza la reducción del consumo de energía en lugar de la interminable carrera por la velocidad y la potencia. Estas nuevas máquinas de "baja potencia" podrán funcionar a 40 o 50 vatios, la mitad que los servidores convencionales. Importante ventaja para las empresas, una menor factura eléctrica - por tanto, un retorno de la inversión en tres años - pero también una caída de la calefacción en las salas de servidores y por tanto una reducción del régimen de los sistemas de refrigeración, que por sí sola representaría la mitad de el consumo de electricidad de los servidores.
Pero no todos los fabricantes han empezado a hacerlo todavía: Apple, en particular, ha sido fuertemente criticada por Greenpeace. Está comprometido con ser "más verde" (más verde). El movimiento parece estar comenzando.

Hallazgos ecológicos de fabricantes de computadoras

Eliminar productos tóxicos del circuito de fabricación de computadoras y desarrollar máquinas que consuman menos energía. Los fabricantes están aumentando el número de iniciativas eco-responsables. Por nombrar solo algunos ejemplos, la empresa sueca Swedx en asociación con Samsung produce ratones USB inalámbricos (foto), teclados y grandes pantallas de madera. Por su parte, ColdWatt fabrica fuentes de alimentación para ordenadores desde 650 W hasta 1 W, que producen un 200% menos de calor y consumen un 45% menos de energía que una fuente de alimentación convencional.

En Japón, la empresa Lupo comercializa una carcasa de PC reciclable, fabricada íntegramente en cartón (foto), por unos 75 euros. La caja reciclable se ensambla usted mismo quitando las partes perforadas del cartón y doblando las líneas según los trazos. Tantas iniciativas que presagian un aumento en el poder de las computadoras "verdes" en las próximas décadas.
Más recientemente, los gigantes Google e Intel han anunciado que unirán sus esfuerzos a los de Dell, Hewlett-Packard, IBM y Microsoft para crear computadoras que consuman menos energía. Los fabricantes de computadoras se comprometen a llevar al mercado máquinas de bajo consumo y las empresas que las utilizan, como Google o IBM, las compran. El objetivo es reducir el consumo de electricidad de las computadoras en un 50% para 2010.

Consejos para consumir menos

Muchos sitios, como Eco-Blog o Tree Hugger (en inglés), enumeran las acciones simples que le permiten reducir el consumo de energía de su equipo informático.
- Compra de material de segunda mano.
- Para los fanáticos de las pantallas planas, prefiera los modelos LCD en lugar de los plasmas, que consumen más energía.
- Use baterias recargables.
- No deje los equipos electrónicos en espera, apáguelos completamente.
- Espere hasta que la batería de su computadora portátil esté vacía antes de recargarla para que dure más.
Antes de tirar su computadora vieja y pasada de moda, considere si podría venderse en un sitio de subastas o si el fabricante no tiene un programa de reciclaje.

Dar un paso atrás en la “tecnofilia” ambiental que les anima a renovar constantemente sus equipos oa saber qué empresas son respetuosas con el medio ambiente y elegir en consecuencia.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *