Logotipo de DPE

Optimizar el rendimiento energético de su hogar antes de venderlo

Ofrecer su propiedad en el mercado inmobiliario es una acción que siempre debe dar lugar a unos pocos menús o grandes travaux. Esto es una necesidad, ya que los compradores estarán más inclinados a comprar una casa que esté en buenas condiciones y ofrezca un buen rendimiento energético.

La pregunta es qué trabajos son los más relevantes para vender rápidamente y bien. En un momento en el que todo el mundo se anima a actuar a favor de un entorno menos contaminado, es normal que el rendimiento del inmueble sea cada vez más determinante en la decisión de compra. Aquí están todas las buenas razones para optimizar rendimiento energético de su casa antes de venderla.

Las casas verdes son populares

Frente a las consecuencias de la contaminación y el calentamiento global en las vidas humanas, el movimiento por un planeta más limpio está ganando impulso entre las personas.

Un diagnóstico inmobiliario positivo, para una venta optimizada.

Algunas viviendas consumen energía y, por tanto, contaminan, además de ser caras de mantener. Los compradores que están más inclinados a gastar menos y a contaminar menos prefieren recurrir a vivienda con estándares de eficiencia energética.

Lea también:  ¿Cómo asegurar su equipamiento ecológico?

Todos los sectores, incluido el inmobiliario, se ven afectados por esta conciencia, y los diversos diagnósticos inmobiliarios obligatorios para alquilar o vender incluyen diagnósticos para detectar filtros térmicos. Entonces será el DPE, el diagnóstico de rendimiento energético. Lo realiza un diagnosticador certificado y es válido por un período de 10 años. Así, si tu último diagnóstico inmobiliario es anterior, será recomendable rehacer uno. Si se enmarca dentro del marco de 10 años, pero ha realizado trabajos de optimización energética en su casa, será preferible rehacer un DPE, para presentar datos más positivos y gratificantes a sus compradores potenciales.

Tenga en cuenta que el DPE tiene como objetivo informar al futuro propietario del consumo de energía de la propiedad que planea adquirir en varios puntos: la calefacción, el sistema de refrigeración y la producción de agua caliente sanitaria. Por lo tanto, es en este nivel que tendrá que considerar trabajos de renovación energética.

Lea también:  ¡Cuando el encierro da más tiempo para el bricolaje!

El rendimiento energético es una ganancia real en venta

Ante la obligación de mostrar la clase energética de su vivienda en los anuncios inmobiliarios, los vendedores ya no pueden poner en duda esta información a los potenciales compradores. Esto tuvo un fuerte impacto en el mercado inmobiliario, ya que la nota que se muestra en el Diagnóstico de rendimiento energético ahora afecta el precio al que se ofrecen los bienes inmuebles.

Tenga en cuenta que las casas calificadas como A y B son entre un 5 y un 11% más caras que las calificadas como D. Tan pronto como una casa tenga una calificación F o G, su descuento en el precio de venta puede ser de entre en comparación con las casas clasificadas D.

Cuanto más cerca esté la clasificación de la propiedad a A, más vendedores pueden permitirse cobrar un buen precio y vender entre un 14 y un 27% más que una casa clasificada D. El argumento de venta se puede estructurar en torno a la comodidad de la casa, los ahorros que los habitantes podrán lograr en sus facturas de energía y, en particular, el costo en el que incurre el vendedor en el contexto de la reciente renovación energética.

Lea también:  Las diferentes técnicas de corte para el césped de su jardín.

La posibilidad de recibir ayuda durante los trabajos.

El precio de la renovación energética de bienes puede alcanzar picos en función de las necesidades de la vivienda. Sin embargo, esto no debería constituir un obstáculo para la realización de las obras, ya que algunas de ellas son objeto de ayudas estatales.

Al beneficiarse de estas ayudas, será posible renovar su casa a un costo menor. Dependiendo de la naturaleza del trabajo, esta ayuda puede resultar en un 5,5% de reducción de IVA, un Préstamo sin intereses, o un asistencia financiera de ANAH.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *