La importancia de la formación de los empleados elegidos para el Comité Económico Social

Le comité social y económico (CSE) es el órgano de representación del personal en las empresas con al menos 11 empleados. Desde 2018 sustituye al comité de empresa (CE) y al comité de salud, seguridad y salud. condiciones de trabajo (CHSCT). Sus miembros son elegidos por cuatro años.

Obligaciones de formación

El CSE es el encargado de protección de los intereses de los empleados. En 2021, el 79,5 % de los empleados del sector privado no agrícola se beneficiaron de al menos un órgano representativo del personal (1). Para lograrlo, es necesario sensibilizar y capacitar a los miembros para que puedan ejercer plena y eficazmente sus funciones durante todo el mandato. Es incluso una obligación impuesta por el legislador.

Estas obligaciones varían según el tamaño de la empresa. Si la plantilla tiene menos de cincuenta empleados, formación obligatoria en EIS, de una duración máxima de cinco días, proporcionará a los cargos electos conocimientos básicos en materia de gestión y economía empresarial. Si la empresa tiene más de cincuenta empleados, será necesaria una formación adicional. Se centrará en la Salud en el trabajo, seguridad y condiciones de trabajo (SSCT).

Lea también:  Crisis bancaria y financiera: economología en el periódico Le Monde de Gérard Mermet

Si la plantilla es inferior a 300 trabajadores, la duración de ésta será como máximo de tres días. Más allá de este límite, aumentará a cinco días. Esta ampliación permitirá abordar temas adicionales como los derechos de los empleados o la igualdad profesional dentro de la empresa.

¿Quién los financia?

La formación exigida por la ley debe estar cubierta por elempleado. Los demás tendrán que ser financiados por el propio CSE, a través de su presupuesto operativo. Esto se utilizará en particular para liquidar:

  • los honorarios de la organización de formación
  • los gastos de los funcionarios electos
  • honorarios para entrenadores

Lo define cada año el organismo y por tanto permite que cada miembro disponga de una dotación que le permita formarse.

Este tiempo de formación se considera un verdadero tiempo de trabajo. Como tal, se mantendrán el salario y los derechos del funcionario electo en cuestión. Siguen siendo libres de elegir la organización de formación que deseen. En ningún caso el empresario podrá intervenir en este punto. Finalmente, para tener una visión completa del tema, cabe señalar también que los miembros suplentes del CSE también se ven afectados por estas obligaciones de formación.

Lea también:  Impacto ecológico de la producción audiovisual y Green Shooting

¿Puede el empresario negarse a esta financiación?

El Código del Trabajo establece que “es un derecho la licencia de formación económica y social y la licencia de formación sindical”. Sin embargo, el empresario podrá oponerse si considera que ello podría tener repercusiones perjudiciales para el funcionamiento de su negocio.

Para evitar tal rechazo, se recomienda encarecidamente transmitir por escrito Solicitudes de capacitación de los miembros del CSE a la gerencia. Éstos deberán comunicarse al menos treinta días antes del inicio de la formación. También deberán especificar todos los términos y condiciones vinculados al mismo:

  • fechas de inicio y fin
  • datos de contacto de la organización de formación
  • costo total

Defender mejor los derechos de los empleados

La fusión de los antiguos órganos representativos del personal (CE y CHSCT) complica aún más la tarea de los funcionarios electos del CSE. De hecho, su ámbito de intervención se ha ampliado desde 2019, año de entrada en vigor del nuevo organismo. En consecuencia, en 2023, casi tres cuartas partes de los CSE tuvieron que renovarse (2).

Lea también:  Opé2017, plataforma participativa contra la obsolescencia planificada

Sólo la formación permite a los nuevos miembros elegidos asumir plenamente todas las responsabilidades que se les confían. También promueve una mejor comunicación con la dirección de la empresa y sus representantes mientras participa en la creación de un ambiente de trabajo saludable y productivo. Este entorno será propicio para una mejor defensa de los derechos e intereses de los empleados de la empresa.

Fuentes: 

(1): https://dares.travail-emploi.gouv.fr/publication/les-instances-de-representation-des-salaries-dans-les-entreprises-en-2021

(2): https://www.clesdusocial.com/renouvellement-des-cse-c-est-fin-2023-que-l-essentiel-se-passe

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *