Carta a los parlamentarios sobre E85 y Total

Carta enviada a diputados y senador de Seine Maritime por Armand LEGAY, Master en Sociología y autor del estudio de Biocombustible de alcohol DEA

En Le Havre el 22 Febrero 08

Señores

El escándalo no es sólo la negativa de las petroleras a introducir biocombustibles tanto en el diésel como en el super, tarde 5, 75% para 2008 y hacer pagar los 500 millones por los consumidores. También está en otra parte.

De hecho, la Carta para el desarrollo del sector del Superettanol E85 se firmó el 13 de noviembre de 2006 bajo los auspicios del Primer Ministro de la época, Sr. Dominique de Villepin. Por su firma, distribuidores de combustible (distribución masiva y empresas petroleras), fabricantes de automóviles (PSA Peugeot Citroën, Renault, Ford, Saab, Volvo), productores de etanol (CGB, AGPB, AGPM) y la El Estado se ha comprometido a garantizar el lanzamiento en 2007 y el desarrollo en Francia del sector del superetanol E85.

Con este plan de gobierno de biocombustibles de enero de 2007, se iban a instalar 600 bombas E85 (85% etanol, 15% gasolina) en Francia, 40% de las cuales por Total Elfina, pero solo hay 200 instaladas. y de nuevo con una discriminación obvia en la región de Havraise, donde se produce E85.

De hecho, existe una paradoja en la instalación de estas bombas en el Sena marítimo, en comparación con su ubicación. Por ejemplo, en Le Havre no se instala ninguna bomba cuando en la región de Rouen hay seis, incluida una en proceso de instalación.

En el territorio de la Comunidad de Aglomeración de Havre, es por lo tanto el desierto con respecto a este combustible renovable, cuando los representantes electos de la República, controvertidos o partidistas, están en contra (de boquilla) o abogan por el establecimiento de dos centrales eléctricas. carbón cuando somos una de las regiones o regiones más contaminadas de Francia (dependiendo del clima).

Y saben, estos funcionarios electos, que no se desarrolla el secuestro de CO2, así como su asimilación por plantas marinas cultivadas.

La demora que continúa en este plan se debe a una orientación diferente del presidente Sarkozy con las conclusiones de la Grenelle de l'Environnement de octubre de 2007, que fue sólo una distracción mediática.

Lea también:  Biocombustibles en TF1

Estas conclusiones muestran la elección realizada por el gobierno de Fillon en contraposición a la de M. de Villepin sobre los biocombustibles y en particular el bioetanol (que sería tan nocivo como el petróleo en el efecto invernadero) con el plan E85 lanzado por este último. A continuación, el presidente de la República en el discurso de clausura de la Grenelle de l'environnement propuso que se realizara un estudio por parte de ADEME, la Agencia de Gestión del Medio Ambiente y la Energía, para despejar o concretar las dudas sobre biocombustibles de primera generación. Sin embargo, anuncia que la elección que le parece más juiciosa son los biocombustibles de segunda generación que utilizan plantas distintas a los alimentos y otros procesos de fermentación y licuefacción de biomasa (ver esta página: soluciones energéticas del futuro).

Esto converge en la miríada de asociaciones ecológicas y de protección del medio ambiente, presentes en este Grenelle, de las que dudo de su representatividad democrática en cuanto a su funcionamiento, muchas veces a sueldo de una o pocas personas, al contrario de los sindicatos de trabajadores. o empleadores o comunidades. Hay que decir que en 20 se ha prometido el 2020% de la tierra orgánica para el productivismo verde. Esto también converge hacia la posición de las grandes petroleras que no están preparadas en cuanto a sus herramientas industriales, ya sea para la renovación o la instalación de nuevas unidades de refino de petróleo en Europa y en el mundo. La decisión del Gobierno francés y del Presidente de la República se corresponde con el hecho de este retraso industrial. Con los ecologistas en el bolsillo, juega especialmente el juego de la llegada (aleatoria) de los petroleros, el acontecer que está en el refino de biomasa. Licuado, como el petróleo crudo, se puede utilizar directamente en refinerías existentes sin demasiadas modificaciones, siendo la técnica de destilación y craqueo la misma.

Este análisis sobre los biocombustibles, especialmente para el bioetanol, se compara con las palabras de Michel Girard, Ex Director de Desarrollo Agrícola TOTAL que escuché durante el día de los ingenieros agrícolas el 15 de noviembre de 2005 en ESIGELEC, en el centro tecnológico de Madrillet de la Universidad de Rouen: “En la geografía del consumo el punto focal es Europa, no Francia. Europa necesita urgentemente diésel. Europa tiene un superávit en esencia. ¿A dónde va? En los Estados Unidos, que tienen una gran necesidad de gasolina. Esta situación explica la subida del precio del petróleo debido a que no se ha construido ninguna refinería ni en Europa ni en Estados Unidos desde hace varias décadas. (…) Hoy cuando decimos que hay crudo disponible, es cierto, pero es crudo de mala calidad. Si lo destilamos en nuestras refinerías produciríamos menos que hoy. Esto agravaría la crisis. (…), Porque dependemos, los europeos y Francia en particular, enteramente de Rusia.
No hay miedo político, pero si (los rusos) también amplían su transporte por camión, primero se ayudarán a sí mismos. Este es el resultado de los impuestos y también del CO2, porque sabemos que el diesel consume menos que la gasolina. El espíritu, en última instancia, es una ecuación bastante compleja entre Arabia Saudita, crudos de gama baja y cierres de refinerías. (…) En nuestras previsiones, teníamos que ampliar nuestro parámetro de recursos energéticos. Por supuesto, la biomasa es uno de ellos. Para nosotros, la elección de varias soluciones está representada por cuatro módulos: los mayores recursos posibles, agricultura y coproductos agrícolas, residuos y técnicas de transporte para todo esto. Por ejemplo, olvidamos cómo transportamos leña. Y luego, existen bastantes tecnologías de transformación que aún no están bien dominadas para obtener una gama de productos que va desde la energía directa, siendo más eficiente, hasta la recuperación con cogeneración, por utilizando todos los combustibles y productos químicos (…) Hoy en día, los biocombustibles se están desarrollando en todas partes, pero en Europa es un desastre. Es una política fiscal extremadamente heterogénea. Para nosotros, sin olvidar las luchas por la entrega por oleoductos y depósitos que fueron extremadamente difíciles de manejar en toda Europa, los biocombustibles deben poder mezclarse y ser compatibles con toda esta política.
A partir de ahí, tomaremos tantos biocombustibles como la agricultura pueda producir. Para la agricultura, esto tendrá un gran impacto. Creo que no es necesario que el 25% de las tierras agrícolas se destinen a energía y productos químicos. "
(Día de Ingenieros Agrícolas de Rouen, 15 de octubre de 2005)

Lea también:  Biocombustibles: caracterización y experiencias CIRAD de biocombustibles 3

Estas palabras son prueba de que la política ambiental francesa del nuevo gobierno está detrás de la compañía petrolera Total.

Este análisis que les presento es un aspecto de la investigación universitaria que estoy haciendo sobre biocombustibles. Sin embargo, es como ciudadano de lo que queda de la República que pido a los representantes electos del pueblo que intervengan con el gobierno. De hecho, la controversia actual sobre los biocombustibles es perjudicial para nuestra economía y nuestro medio ambiente. Los biocombustibles de primera generación, en un desarrollo y una agricultura más razonable que sostenible (¿sostenible para qué?) En Francia, pueden ser una fuente de desarrollo distinto y completamente renovable, siempre que se utilicen insumos (se utilizan productos químicos para el crecimiento de las plantas) ) el menos nocivo y el más derivado de la biomasa. Nuestros agricultores tienen todo el interés en ella, porque están conscientes de la preservación de sus cuencas y otros territorios y de su herramienta de trabajo: la Tierra.

Si, como muchas compañías petroleras, solo hablan de desarrollo global, este desarrollo necesita lo local y viceversa.

Para mí, la necesidad actual es avanzar hacia una economía positiva que combine la participación democrática, la economía y la ciencia ecológica y donde la política esté a cargo y no la financiarización como hoy.

Reciban, caballeros, mi saludo republicano y mis cordiales saludos.

LEGAY Armand

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *