Aguaceros en Nimes

Nuevas precipitaciones, a veces de hasta 160 milímetros por metro cuadrado, según Météo-France cayeron el jueves por la tarde en Nîmes y el departamento de Gard, provocando numerosas inundaciones en esta región ya afectada el martes por lluvias torrenciales.

La prefectura de Gard ha reactivado la unidad de crisis para gestionar las consecuencias de estas inclemencias meteorológicas que, en particular, provocaron la interrupción del tráfico de la SNCF entre Nîmes y Lunel (Hérault) debido a las inundaciones cerca de Gallargues (Gard). La autopista A9 se cerró en ambas direcciones entre Orange (Vaucluse) y Narbonne (Aude), así como la A54 entre Nîmes y Salon-de-Provence (Bouches-du-Rhône).

En el centro de Nimes, el tráfico era difícil debido a la inundación de varias calles, se supo de la prefectura. Según el personal de crisis, la mayoría de las carreteras departamentales, al sur y al norte de la ciudad, están cortadas.

El Vistre, aguas abajo de Nîmes, está inundado y es de temer grandes desbordes en la parte sur de Nîmes, así como en la Petite Camargue, en particular en Vauvert, Le Cailar y Vestric-et-Candiac.

Lea también:  El calentamiento global también afecta a los bosques y turberas subárticas

"El episodio lluvioso de hoy es más importante que el del martes, pero sobre todo, no estábamos en alerta roja y la gente se sorprendió", dijo Jacques-Olivier Liby, concejal municipal de Nîmes. Según él, "debido a la alerta naranja, muchas personas se darán cuenta solo por la noche de que no pueden regresar a casa" ...

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *