Vivir sin petróleo: análisis de emisiones

Análisis del programa: Vivir sin petróleo.
presentado por Anne-Sophie Mercier y Matthias Beermann y transmitido el 11 Septiembre 2004.

¿Se han preparado los europeos para limitar su vulnerabilidad? Las respuestas de Jacques Attali.

I - LA IDEA GENERAL:

Nuestras economías y nuestra forma de vida dependen estratégicamente de la abundancia de petróleo barato. Pero esta abundancia es limitada en el tiempo, los costos de suministro inevitablemente aumentarán. Los europeos lo experimentaron por primera vez con el shock petrolero de 1973, descubriendo la dolorosa vulnerabilidad de nuestras compañías al precio del barril de petróleo crudo. Pero desde este shock, y a pesar de las crisis regulares en el mercado del petróleo, los hidrocarburos han vuelto a un precio bajo, y Europa se ha olvidado de prepararse para el fin del petróleo.
La necesidad de combatir el calentamiento global limitando las emisiones de gases de efecto invernadero es una nueva motivación para buscar alternativas a todo el petróleo. Sin embargo, 30 años después del primer choque petrolero, poco se ha hecho: Europa sigue siendo vitalmente dependiente de la abundancia de petróleo barato.

II - ELEMENTOS DE INFORMACIÓN

1- EL CONTEXTO DE LOS ÚLTIMOS MESES:
LA TENDENCIA SOSTENIBLE CON EL PRECIO DEL BARRIL DE ACEITE.

Los precios del crudo han cruzado la marca de los $ 40 durante varios meses y se acercan a los $ 50 ($ 47 el 24 de agosto en Nueva York). El precio promedio desde el primer choque petrolero es de $ 20 por barril. Con un barril a $ 40, en moneda constante, nos mantenemos por debajo de los precios de los shocks de 1973 o 1979 ($ 80 por barril durante la crisis iraní).
En los últimos meses 4, la gasolina y el diésel aumentaron en centavos 10 en la bomba, aproximadamente + 10%
NB: Es interesante notar que el precio de costo promedio real de un barril de petróleo es inferior a $ 10.

Razones dadas para este aumento de precio:

-Aumento exponencial de la demanda global., que no está disminuyendo en Europa, está aumentando en los EE. UU. y explotando en China, con el crecimiento de la flota de automóviles y el fuerte crecimiento de China.

-Inestabilidad de la oferta. : crisis en Irak (aunque las exportaciones se han reanudado en el sur del país) y tensiones en Medio Oriente, incertidumbre en Venezuela (resuelta desde finales de agosto después del éxito de Chávez en el referéndum), incertidumbre en Rusia, con problemas fiscales, judiciales (y políticos) del líder ruso Youkos, amenazados con desmantelamiento y bancarrota mientras producían 2% de la oferta mundial.

-Infraestructura insuficiente. Con la excepción de Arabia Saudita, los países miembros de la OPEP no han optimizado su capacidad de producción. Por otro lado, existen tensiones en la infraestructura de refinación: la cantidad de refinerías es insuficiente para procesar todo el petróleo extraído, especialmente en los EE. UU., De ahí el aumento de los precios.

Sin embargo, no todo está claro: algunos se sorprenden de la escasez actual de oferta cuando todos los productores están produciendo al máximo de sus capacidades (especialmente la OPEP). Algunos acusan a los Estados Unidos y a las grandes empresas de esconder y almacenar algunas de sus reservas.

Otros propusieron la especulación de precios: parece que los especuladores, después de la explosión de las muy rentables nuevas tecnologías de la burbuja de Internet, han recurrido al petróleo, uno de los últimos sectores donde podemos ganar mucho dinero. Por lo tanto, la evolución de los precios del barril depende en gran medida de la especulación, que es muy sensible al contexto económico y político internacional, lo que agrava las tensiones ya existentes en el suministro de petróleo.

observaciones:

Lea también: OGM de Monsanto en Argentina

1 - este aumento se siente con menos severidad en Europa, debido a la fortaleza del euro frente al dólar.
2 - este contexto de aumento de precios también hace felices a las personas.
Es muy rentable para las grandes compañías petroleras: los resultados de las mayores están en un aumento muy fuerte en los últimos meses (especialmente a medida que los márgenes de refinación también aumentan): + 30% para Total, + 38,8% para Exxon Mobil, + 16% para Shell.
Los países productores también se están beneficiando: Arabia Saudita pronostica un superávit presupuestario de $ 35 mil millones para 2004 (pero está pidiendo un precio más bajo por barril, alrededor de $ 30).
Según el INSEE, un barril a $ 50 costaría 0,24 puntos de crecimiento porque se penalizaría la inversión y el consumo.
Lógicamente, quienes sufren estos precios son las empresas de transporte, aéreo, terrestre y marítimo. Air France ha aumentado estos precios de 2 a 12 euros según los destinos.

2- ¿CUÁNDO SE ACABA EL ACEITE?

RESERVAS

Actualmente producimos 75 millones de barriles por día. Cada año quemamos lo que la naturaleza tardó un millón de años en construir.
Nadie acepta evaluar la realidad de las reservas mundiales de petróleo.
Pero el debate, aunque limitado a los profesionales y expertos en petróleo, es virulento: ¿cuándo pasaremos el PEAK OIL, el comienzo del declive de las reservas? Algunos dicen que hoy. El avance más optimista 2050. El debate opone esquemáticamente a los científicos (pesimistas) a los economistas (optimistas).
Las estimaciones más comunes se basan en el método de Hubbert. King Hubbert es un geólogo estadounidense que, en 1956, predijo con precisión para 1970 la disminución de la producción en los Estados Unidos al observar la evolución de la producción como una curva de campana.

En general, la evaluación de un campo es un cálculo de probabilidad. Sin certeza

Naturaleza (noviembre 2003): según un estudio encargado por el gran británico BP, en consumo constante, quedan 40 años de petróleo, 60 años de gas, 230 años de carbón. Dos generaciones.

Hay "primos" de petróleo que ya están movilizados, como los aceites no convencionales: arenas bituminosas canadienses o petróleo crudo extra pesado de Venezuela. Representan aproximadamente 25 años de consumo. Pero su explotación es más cara y, sobre todo, más contaminante que el petróleo.
Las reservas convencionales de petróleo aún no descubiertas se estiman en promedio en 3 millones de barriles (fuente de EE. UU .: Evaluación mundial del petróleo del estudio geológico - 000), o 2000 años de consumo adicional.
El progreso técnico permite una mejor recuperación de los recursos existentes. Hoy, en promedio, solo se recupera un tercio de los recursos existentes. El aumento de 1 punto en la tasa de recuperación promedio representa 2 años de consumo adicional.
Por otro lado, gracias al aumento del barril, algunos depósitos hasta ahora sin explotar porque demasiado caros vuelven a ser rentables.

Uno de los actores más activos en el debate sobre la realidad de las reservas de petróleo es ASPO, la Asociación para el estudio del pico del petróleo. Reúne a ex altos funcionarios de exploración de petróleo y geólogos, y dice que la falsificación de datos de reservas oficiales es sistemática. Según la ASPO, por ejemplo, las reservas de la OPEP se sobreestimarían en un 46% (porque los países de la OPEP indexan sus cuotas de producción a sus reservas declaradas: cuanto más declaran, más pueden producir).
ASPO estima que está almacenando 1000 mil millones de barriles de reservas.
El caso Shell demostró recientemente que la compañía ha sido fuertemente penalizada en los mercados bursátiles por sobrevalorar sus propias reservas.

Lea también: Las finanzas verdes están ganando terreno en Francia

Nota: siempre habrá petróleo, pero el costo de su extracción será demasiado importante: no se seca, sino más bien a la explosión de los precios.

El aumento exponencial de la demanda.

Un barril de petróleo = 159 litros. Consumimos 29 mil millones de barriles al año.
El petróleo todavía representa 42% de la producción total de energía, 23% para gas natural, es decir, 65% de hidrocarburos (8% para nuclear).
El transporte aún depende del 96% del petróleo (según la OCDE).
Y el petróleo no es solo una fuente de energía: también es esencial para alimentos, productos químicos, medicamentos, ropa y todos los productos de plástico que nos rodean.

Como resultado directo del crecimiento de la población y el aumento gradual de los niveles de vida, la demanda mundial de energía primaria debería continuar aumentando para 2030; podría alcanzar 15 gigabytes de toneladas equivalentes de petróleo (Gtep) en 2030 (en comparación con los 9 Gtep actuales), lo que representa una tasa de crecimiento del 1,7% anual (escenario de referencia de la Agencia Internacional de Energía). Durante todo el período, este aumento en la demanda se deberá principalmente a los países en desarrollo que experimentarán un aumento en sus necesidades del 140% en comparación con solo el 34% para los países de la OCDE.

Hoy, el 50% del petróleo se usa para el transporte (en comparación con solo el 36% en 1973) y los productos derivados del petróleo constituyen el 96% de la energía utilizada en el transporte por carretera. Existen energías alternativas (GNV, GLP, combustibles oxigenados de origen químico o agrícola, etc.) y se han utilizado durante mucho tiempo, pero representan menos del 2% de la energía total de transporte: allí no habrá sustitución por petróleo que sea económica y masivamente competitivo en los próximos 20 a 30 años.

Poca esperanza con las energías alternativas actuales.

Para satisfacer la creciente demanda, será necesario movilizar todas las fuentes de energía, complementar el petróleo más que competir o reemplazarlo. Sin embargo, la participación de las energías renovables en el balance energético global (incluida la hidráulica) debería permanecer relativamente estable (alrededor del 5% según la AIE), a pesar del fuerte crecimiento en ciertos sectores como la energía solar fotovoltaica o la eólica.
La implementación de políticas de incentivos fuertes indudablemente podría aumentar la participación de estas energías, pero sería difícil convertirlas, para 2020-2030, en un sustituto masivo de los combustibles fósiles, especialmente por razones de costo.

Conclusión: la contribución de los hidrocarburos a la satisfacción de las necesidades energéticas mundiales seguirá siendo alta (65% en comparación con alrededor del 62% actual), y la proporción de gas natural se volverá más sustancial.

3 - DEPENDENCIA EN EUROPA

La Unión ampliada consumirá 2004 20% de la producción mundial de petróleo.

La economía europea se basa en combustibles fósiles: el petróleo y el gas constituyen 4 / 5 de nuestro consumo total de energía. Importamos el 2 / 3. Y esta proporción debería aumentar: con el agotamiento gradual de los recursos en el Mar del Norte, Gran Bretaña se ha convertido nuevamente en un importador neto de petróleo en agosto 2004.

Lea también: Descenso, video reportaje Enviado especial

En 2030, según el Libro Verde Europeo para la Energía, el petróleo podría importarse hasta el 90% de nuestro consumo. Debido a la falta de recursos propios, la UE no tiene otra alternativa: debe actuar en función de la demanda de energía (reorientándola o controlando, a diferencia de los EE. UU., Que en su plan de energía ha decidido confiar) siempre en aumento, como lo demuestran sus políticas internacionales en Oriente Medio y África Occidental).

La acción prioritaria para el ahorro de energía: el transporte, ya que representan el 32% del consumo de energía y el 28% de las emisiones de CO2.
Por ahora, el único objetivo de los gobiernos es limitar la tendencia al alza de la demanda. El arma fiscal podría ser efectiva, pero ya se usa ampliamente.

4 - BIOCOMBUSTIBLES

Los biocombustibles tienen una doble ventaja: reducen el consumo de petróleo y las emisiones de gases de efecto invernadero (fotosíntesis, el proceso de crecimiento de las plantas, absorbe CO2). Pero, sobre todo, tienen una gran desventaja: siguen siendo mucho más caros que el petróleo.

La Unión Europea fomenta el uso de biocombustibles.
Las últimas directivas europeas de 2003 establecen un objetivo para 2005: 2% de biocombustibles que se incorporarán a los combustibles existentes (diesel y gasolina).
Para 2010: 5,75% de biocombustibles.
Pero por el momento no es del todo seguro que Europa tenga la capacidad de producción y distribución agrícola para cumplir estos objetivos.
Deben distinguirse dos familias de biocombustibles: las que se usan mezcladas con hidrocarburos (diéster y etanol) y las que se usan solas (aceites vegetales)

El diéster, mejor conocido como biodiesel: además o reemplazo del diesel. Se obtiene por reacción entre alcohol (metanol) y aceites vegetales (colza, trigo, girasol, etc.)
etanol Además de la esencia: se obtiene por fermentación de azúcar (caña de azúcar, remolacha), trigo o maíz.
Ambos ya están distribuidos en gran parte por las compañías petroleras porque ya están mezclados con combustible. (aproximadamente 1% en Francia) y no están sujetos a señalización especial en la bomba.

La desventaja de estos biocombustibles: su costo. Se debe hacer una reacción química antes de que se puedan usar. Su costo de producción sigue siendo alto. Solo pueden desarrollarse si se sienten alentados por incentivos económicos (exención de impuestos).

Aceites vegetales crudos (colza, trigo, girasol):
Utilizados directamente como tales en el tanque, todavía plantean una serie de problemas técnicos (no estoy seguro de que todos los motores los admitan, ajustes necesarios, especialmente para sistemas de inyección, no más 10% mezclado en el combustible, requiere poner en su lugar un nuevo circuito de distribución ...)

Su balance energético aún es incierto: serían una fuente de contaminación del aire según la ADEME. Pero reducen significativamente el efecto invernadero.

Los desafíos de los biocombustibles:
- riesgos de sobreproducción que podrían reducir la rentabilidad del sector
- Francia no tiene suficiente capacidad de producción agrícola para alcanzar el 5,75% de la directiva europea según los especialistas (ADEME, UFIP y otros ...).
- el desarrollo de biocombustibles podría dar un mayor papel a los agricultores en la producción y quizás en la distribución de energía (dulce sueño de los Verdes y otros agricultores ...) para resolver los problemas del éxodo rural.

Fuente y enlaces

fuente: Arte-tv.com

Bibliografía y enlaces ...

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *