Un motor experimental que funciona con magnesio y agua.

Un grupo de investigación del Instituto de Tecnología de Tokio ha desarrollado un prototipo de motor experimental que genera fuerza de rotación a partir de la reacción química entre el agua y el magnesio.

Este prototipo consta de un cilindro metálico que tiene una entrada de agua en su parte inferior y dos salidas apuntando en direcciones opuestas en su parte superior. El cilindro se llena con trozos de magnesio y se calienta a 600 grados centígrados.

Cuando se agrega agua, reacciona con el magnesio para formar óxido de magnesio e hidrógeno: Mg + H2O -> MgO + H2.

La fuerza propulsora causada por la salida de los dos gases del cilindro hace que el cilindro gire sobre su eje. Luego, el hidrógeno reacciona con el oxígeno del aire para formar vapor de agua.

Como este motor no utiliza combustibles fósiles, no emite dióxido de carbono. Además, el óxido de magnesio que resulta de la reacción se puede reciclar.

Lea también:  Investigadores de Toulouse desarrollan biocombustibles baratos

De hecho, el Instituto de Tecnología de Tokio trabaja en colaboración con Mitsubishi Corp. en un proyecto denominado “Entropia Laser Initiative”, cuyo objetivo es reciclar el óxido de magnesio exponiéndolo a un láser alimentado por energía solar.

Source

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *